Estas aquí
Home > Opinión > El rey de la casa

El rey de la casa

Ya os lo anticipo, por norma general cuando llega un bebé a la familia, todo, y digo todo, cambia. Es un momento tan importante que todos los miembros de la familia se vuelven locos por documentar cada momento del día de la criatura. El baño, la cena, el sueño, el lloro, las risas, y absolutamente todo pasa a ser fotografiado. Muchos padres nos aficionamos a la fotografía cuando tenemos a nuestro primer hijo, porque pensamos “ya que lo fotografío, lo hago bien”. Y algunos hasta se animan a comprar una cámara mejor o directamente una réflex, que ya es otro cantar.

Sea como sea, es difícil sacar fotos feas de cositas tan bonitas y que regalan tantos momentos para recordar y sobre todo, para inmortalizar.  Por no decir que de las 2.000 fotos que seguro tendréis al mes, al menos unas pocas estarán indudablemente para enmarcar.

A mí particularmente me gusta mucho hacerles fotos con planos muy cortos, enfocar algo concreto y sacar borroso todo lo demás. Así salen fotos detalles espectaculares. Podéis hacerlas de sus ojitos, de las manos, de los pies… Y otra cosa que os recomiendo es que imprimáis algún foto lienzo con alguna de las fotos más bonitas que tengáis. El acabado de éstos es espectacular. Mi marido me sorprendió con un fotoregalo con una foto que tenemos mi bebé y yo durmiendo. A todo el mundo se le cae la baba con la foto. Hasta mi madre decidió pedir uno igual para su casa.

Haced todas las fotos que podáis porque el tiempo pasa muy deprisa y en seguida se hacen mayores y ya no se dejan fotografiar como de bebés. No os perdáis ni uno solo de los momentos que os van a ofrecer. Para mí, la mejor etapa de mi vida.

Top