Estas aquí
Home > Acción Social > El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico se reune con Murprotec para hablar de humedades estructurales

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico se reune con Murprotec para hablar de humedades estructurales

Sevilla, 18 deJulio de 2014. El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), entidad científica de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía yMurprotec,empresa especializada en humedades estructurales, se citan en una jornada técnica para tratar los problemas y soluciones de la humedad en el patrimonio.

 

Según la lista roja del patrimonio español, más de 60 monumentos y construcciones de Andalucía están en ruina, abandono, con daños significativos y en peligro de desaparecer por falta de mantenimiento. Datos que unidos a los aportados por Murprotec en su estudio anual sobre humedades en edificios y viviendas de Andalucía, donde se revela el aumento de estas reparaciones en un 112%, dan cuenta de lo preocupante que puede llegar a ser la situación.

 

Juan Federico Gallardo, Director de Murprotec en Andalucía, exponía en este sentido durante la jornada: “la humedad estructural es uno de los riesgos más graves a los que se enfrentan edificios y monumentos. Un problema de humedad causa la degradación de los materiales de construcción y, en consecuencia, pone en peligro la estabilidad y el poder de carga de cualquier edificio con estos problemas. Tratándose de patrimonio las pérdidas culturales e históricas podrían ser incalculables, por tanto la conservación del patrimonio pasa por mantener a la humedad estructural lejos de edificaciones y monumentos, y para ello se necesitan soluciones definitivas”

 

El acto fue clarificador a la hora de exponer los tipos de humedades estructurales – capilaridad, infiltración lateral y condensación- sus consecuencias, y sobre todo, los tratamientos necesarios para combatir estos problemas en cada situación y conseguir eliminarlos para siempre. Otro de los temas interesantes que fueron destacados en la jornada fue la importancia que debe darse a la detección de los síntomas y la necesidad de poner en manos de técnicos profesionales la evaluación de éstos mediante un diagnóstico previo para saber cuál es la patología que padecen las edificaciones y los monumentos. Dos acciones que permitirán elaborar un tratamiento eficaz, adaptado a la situación y que garantice que las humedades no vuelvan a aparecer en el futuro.

Top