Estas aquí
Home > Empresas > De Servidores NAS e informática: cómo resolver el problema del almacenamiento de datos

De Servidores NAS e informática: cómo resolver el problema del almacenamiento de datos

Los que somos amantes de la tecnología sabemos de la importancia de contar con un sistema tanto de almacenamiento como de acceso a nuestros datos que sea veloz y confiable. En los últimos años, el surgimiento y desarrollo de la nube nos ha permitido dar un gran paso al permitirnos el acceso a nuestros datos desde múltiples plataformas. Esto ha representado un enorme avance a la hora de compartir y usar nuestros archivos desde cualquier lugar. Sin embargo, seguimos encontrando obstáculos: por un lado, el límite de almacenamiento disponible en la nube, por no hablar de su coste; por el otro, el tiempo de carga y descarga de los archivos, además de la posibilidad de acceder a ellos, dependiendo del lugar desde nos conectamos.

Pero todos estos problemas pueden resolverse si contamos con un Servidor NAS. ¿De qué estamos hablando? Una tienda de informática entre las más renombradas del sector, distribuidores oficiales y homologados de synology y qnap, nos lo cuenta todo y en detalle.

Informática directo nos explica que un  Servidor Nas es un tipo particular de servidor – es decir, es un dispositivo de almacenamiento de datos-  que se encuentra conectado en red –Network Attached Storage– y que además, está compartido en red (local o internet) a través de la nube –cloud server-. Este sistema resulta sumamente útil tanto para las pequeñas empresas como para los hogares, cosa que se entiende fácilmente cuando pensamos en el uso que le damos a todos nuestros dispositivos y a las nuevas tecnologías general. Vivimos rodeados de datos que se encuentran dispersos en infinidad de dispositivos diferentes. Tenemos datos en el ordenador de mesa, en el teléfono móvil, en la tableta, en la notebook, y esto sin contar la nueva gran tendencia, los dispositivos IOT – del inglés, Internet of Things, internet de las cosas.

Y es así como, día a día, nos encontramos perdidos en un mar de datos dispersos, a los que además no siempre podemos acceder fácilmente -aún estando en la nube, ya que los datos no se encuentran centralizados. Y no hay que olvidar además que la mayoría de las veces estamos a merced de conexiones muy lentas.

Un servidor NAS nos resuelve inmediatamente este problema. ¿Cómo? Pues muy simple: nos permite almacenar y organizar cualquier archivo en único lugar, centralizado, pudiendo luego acceder fácilmente a ellos sin importar donde nos encontremos o con qué plataforma estemos trabajando. Este tipo de servidores almacena todo tipo de archivos, sin importar su tamaño: pueden ser documentos, archivos de música o de datos, películas, fotos, lo que necesitemos. Y su conexión es muy simple, ya que se le conecta directamente a nuestra red a través del router.

¿Qué es lo que ocurre cuando no contamos con un servidor de este tipo? Por lo general compartimos todos nuestros archivos a través de sistemas como bluetooth, cables USB o pendrives y los almacenamos en discos duros locales o en distintas nubes – usamos por lo general Google Drive, Dropbox o OneDrive. En cualquier caso, nos encontramos con los mismos obstáculos una y otra vez: límites en el tamaño de archivos, tiempos de carga y descarga increíblemente lentos, y además, preocupación por la privacidad de nuestros datos.

Resulta evidente que el Servidor NAS resuelve todos estos problemas, permitiéndonos llevar una gestión ordenada y centralizada de nuestros archivos, a los que luego accederemos sin problema desde cualquier lugar del mundo y desde cualquier plataforma. Es sin dudas una gran solución, y aún más cuando lo que necesitamos manejar son archivos de tipo multimedia como películas, música, videos, fotos. Y no sólo: sirve como servidor web y FTP, servidor multimedia, servidor para impresoras por red y descargas P2P, copias de seguridad y recuperación, multimedia para el hogar.

A la hora de comprar un NAS, hay que tener en cuenta varias cosas, aunque lo más importante es la capacidad almacenamiento soportada. Lo primero a pensar entonces es el uso que vamos a darle y el tipo y cantidad de información que vamos a manejar. El Servidor NAS utiliza uno o varios discos duros internos, dependiendo de la cantidad de bahías que tenga, por eso es importante tener en claro la capacidad de almacenamiento que necesitamos. También se puede usar el Servidor NAS con discos SSD para aumentar en modo considerable la velocidad de acceso a los datos. Y también hay NAS de tipo híbrido, en lo que pueden instalarse tanto los  discos duros convencionales como los discos duros SSD.

Lo recomendable es dejarnos asesorar por los expertos, como los de la tienda online Informática Directo que cuenta con 24 años de presencia en el mercado de la informática. La tienda se es referente en ventas de todo tipo de periféricos y componentes al mejor precio, tanto a empresas como a particulares.

 

Top