Estas aquí
Home > Community > Cómo hacer que un libro sea viral

Cómo hacer que un libro sea viral

La viralidad es bastante imprevisible, pero ocurre cuando se juntan un buen contenido, una buena presentación y facilidad técnica para compartir. Vídeos, trailers de películas, música, se comparten en la red como una estupenda herramienta de promoción, para captar visitas a páginas, espectadores, etc. Antes la viralidad se conseguía sólo con el boca-oreja. Y funcionaba, pero hoy gracias a Internet, este boca-oreja se multiplica por millones, pudiendo hacer que algo llegue al último rincón del mundo.

Según explica Fernando Fominaya, director de Mylibreto -portal web para la promoción digital de libros-, que la sinopsis de un libro llegara a compartirse, y pasarse de unas manos a otras, para darse a conocer, sería una gran ayuda al sector editorial, ya que animaría a muchos a su lectura, pero en la actualidad es un hecho muy difícil. Y esto es debido a que el principal contenido digital que hay de un libro en Internet, son las fichas técnicas de las tiendas digitales. “Esta ficha, además es comercial y, generalmente, a la gente no le gusta demasiado compartir contenidos que tienen fines de lucro” añade.

La mejor opción para hacer un libro viral sería diseñar un archivo que incluya un resumen del libro, algunos capítulos incluso, pero de una manera muy estética y atractiva, con un contenido sencillo de leer, que sea muy visual y que sea capaz de atrapar a un posible lector en poco tiempo, y lo más importante, que genere en otros las ganas de recomendarlo. “Si, además, se pudiera incorporar a cualquier web o blog, como se hace con los videos, tendríamos al representante perfecto del libro” añade.

Un documento de estas características aumentará las posibilidades de éxito de un libro, pero para hacerlo hay que tener mucha disposición y ciertos conocimientos técnicos. También para promocionarlo con ayuda de las redes sociales se requiere un dominio de los medios digitales que no se adquiere de un día para otro. “Lleva tiempo y a muchos autores les puede dar incluso pereza. Pero es una lástima, porque las redes sociales e Internet nos pueden aportar no solo lectores, sino también experiencias muy gratificantes. Hoy puedes recibir comentarios sobre tu novela desde cualquier rincón del planeta”, explica Fernando Fominaya.

Por otro lado, el director de  añade que las editoriales aún no han aprendido a trabajar el marketing digital junto con sus autores y, en general, se es muy poco consciente de la importancia, que los datos que pueden recabarse de las visitas que un libro tiene en Internet, aportan una gran ventaja para poder tomar decisiones para otros eventos de promoción, distribución del libro, etc.

Por último, Fernando Fominaya explica que la viralización de los libros responde más a títulos concretos que a ciertos géneros. “Pese a la gran cantidad de datos que tenemos con los más de mil autores y editoriales que usan Mylibreto, no acabamos de ver una relación con el tema de un libro. Entre las obras más compartidas de nuestro portal tenemos una novela romántica, un manual de fotografía, un libro de autoayuda y una novela histórica. Entre los que menos, muchas novelas románticas, históricas, manuales y autoayuda”.

Esto es lógico, porque puede estar muy de moda un género, pero eso hace automáticamente que empiecen a sobreabundar las nuevas obras en él, con lo que la gran expectativa del público es rápidamente compensada por una mayor competencia. Por el contrario, una obra de nicho puede sobresalir con cierta facilidad. Por ejemplo, siempre me sorprende, al revisar estadísticas en Mylibreto, la gran cantidad de visitas que tiene cierto libreto sobre un compendio de apologética católica. No se puede decir que sea precisamente un tema que arrase en nuestra sociedad,” finaliza.

Top