Estas aquí
Home > Es noticia > El nuevo integrante en las terapias del dolor: el CBD

El nuevo integrante en las terapias del dolor: el CBD

Los aceites con CBD, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, son útiles en el tratamiento eficaz contra dolores musculares y afecciones crónicas ligadas al dolor, como la artritis.

Los dolores crónicos han sido tratados desde siempre por los quiroprácticos con diferentes tipos de terapias, desde masajes profundos hasta acupuntura con efectos muy positivos. Sin embargo, los quiroprácticos han descubierto un nuevo elemento tan positivo como estas terapias en la cura del dolor crónico.

Los aceites con CBD, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, son útiles en el tratamiento eficaz contra dolores musculares y afecciones crónicas ligadas al dolor, como la artritis.

A continuación presentamos cómo usar los aceites con CBD de Formula Swiss puede usarse para mejorar eficazmente los síntomas del dolor.

Usos del CBD en las terapias para el dolor

El dolor es uno de los indicios de que estamos vivos y quizás rasparse una rodilla al caer de la bicicleta no sea gran cosa. Sin embargo, cuando el dolor corporal es permanente esto interrumpe nuestro modo de vida. Ya que ¿Quién puede trabajar, estudiar o realizar cualquier actividad con un dolor constante en la espalda, rodilla, músculos, etc.?

Es por ello que los quiroprácticos y las terapias del dolor surgen como un alivio no solo temporal, sino efectivo contra dolores crónicos. Llamamos dolor crónico a esa afección que está permanente allí, es un dolor que puede durar semanas, meses o incluso años.

Conozcamos cómo los quiroprácticos han comenzado a emplear el CBD es su terapias para aliviar estas dolencias crónicas.

El CBD alivia el dolor superficial

Las lesiones y algunas enfermedades generan dolores superficiales, este tipo de dolor aunque no es crónico puede causar molestias e interrumpir nuestra vida diaria. Por lo general se presenta en los músculos cuando están tensos o lastimados dificultando su actividad.

Para esto los quiroprácticos recomiendan tópicos de CBD que ayudan a relajar los músculos aliviando el dolor, además de que su procesamiento es más natural que las cremas o tópicos farmacéuticos, por lo que no tendrás ningún efecto secundario como alergias a sus componentes.

El CBD contra el dolor lumbar

El dolor lumbar es una de las dolencias más comunes en las personas, este puede aparecer en ocasiones tras levantar objetos pesados. Entre sus causas podemos incluir una mala postura, sobrepeso, falta de ejercicios.

Esta lesión en los ligamentos y músculos alrededor de la columna puede afectar severamente  los movimientos de nuestro cuerpo. Esta zona es la que concentra la mayoría de nuestro peso, es por eso que suele lastimarse con facilidad.

Las terapias contra esta dolencia suelen incluir ejercicios de movilidad que también suelen ser dolorosos. Los quiroprácticos han comenzado a implementar cápsulas de CBD a sus pacientes antes de las terapias y han obtenido resultados fantásticos. Como el CBD tiene un efecto relajante, pues inhabilita los receptores del dolor, la terapia se hace más llevadera tanto para el paciente como para el quiropráctico.

Los masajes y el CBD

Para combatir los dolores musculares causados por tensión, estrés o nudo, las terapias más populares son los masajes profundos.

Este tipo de dolor se le considera profundo porque es difícil determinar la zona exacta del dolor, además un tópico no sería suficiente para su alivio. Se requiere de un masaje con movimientos exactos para lograr el objetivo de disolver  el nudo o liberar la tensión de los nervios.

Sumado a esto los quiroprácticos utilizan aceites de CBD que no solo ayudan a la movilidad de las manos en la zona afectada, sino que al penetrar el aceite en la piel por sus propiedades relajantes e inhibidoras del dolor ayudan a combatirlo de manera más efectiva.

El dolor crónico y el CBD

Existen enfermedades crónicas como la artritis que afecta de forma severa las articulaciones del cuerpo generando mucho dolor y que además no tiene cura. Esta condición puede ser tratada con cápsulas de CBD para mejorar sus síntomas.

Se sugiere que las pastillas sean tomadas por un periodo para reducir el dolor que causa la enfermedad, de esa forma la persona pueda realizar sus actividades diarias sin mayor problema. Entendiendo que para una enfermedad que no tiene cura, es mejor suspender las pastillas por un tiempo cuando el dolor disminuye y tomarlas solo cuando reaparezca el dolor.

Top